Palissandre Antiques - Historia

El palissandre, como madera, es equivalente al diamante. Fuerte por su durabilidad y fácil por sus propiedades escultóricas. Desde el siglo XVII en el que la carpintería da paso a la refinada ebanistería, el palissandre se adueña por sus vetas negras y amarillas y su color violáceo de ennoblecer el mobiliario más estético, realzándolo con la belleza que le proporciona la marquetería. Su olor a rosas le confiere una apreciación singular. Además, como madera mítica la guitarra y el piano se lo han apropiado por su resonancia. La Convención de Washington ha declarado al palissandre especie protegida.

Descubrir que a finales de 2014 el palissandre, llamado así en todas las lenguas, tenía un vacío llamativo en internet en el mundo del arte y las antigüedades era perentorio llenarlo. Lo hicimos.

En 40 años de aprendizaje mi análisis objetivo en arte y antigüedades para conocerlas, valorarlas y recomendarlas se perfeccionó positivamente. En conjunto, constituyen un legado cultural, histórico y patrimonial que pone a prueba una exquisita sensibilidad experimentada entre otros, por el mundo cristiano, musulmán y oriental.

Para que se enriquezca la humanidad, trabajar con el arte y trasladar su detallado estudio de generación en generación es la tarea diaria que se lleva a cabo cuando adquieres y seleccionas las piezas artísticas que estimas tienen carácter y personalidad, siendo un proceso universal de crecimiento imparable. Garantizando profesionalmente su calidad.

Madera noble, cobre, hueso, taracea, talla, marquetería, hierro, mármol, loza, cristal y terracota sirvieron, entre otros soportes, para recibir belleza trasladable al hoy como presente.

A lo largo de la historia, los distintos periodos han consagrado peculiaridades de estilos enmarcados en nombres tan conocidos como Renacimiento, Barroco, Neoclásico, Art Nouveau, resaltando por un impacto de influencias intelectuales, otras cotas estéticas como Luis XIV, Luis XV y Carlos IV.

La pintura y la escultura recrearon mundos reales y fantásticos que no paran de vivir en merecido pedestal.

Amo la libertad que siempre propicia el mejor escenario para el trabajo productivo. Fui becario Fulbright y más tarde en la Universidad de Columbia, Nueva York, me gradué con un Máster en Derecho Comparado. Este generoso aval ha enriquecido gratuitamente mi prestigio.

Inmerecidamente mis conciudadanos me nombraron en 2013 “Emprendedor del año”, título que te espolea a una superación constante.  


Acerca de los certificados SSL